Introducción

A orillas del río Tormes, situado en una típica dehesa salmantina, con sus emblemáticas encinas, carrascos, matorral silvestre y suelo cubierto de pastizal, el Balneario de Ledesma constituye un paraje perfecto para disfrutar de lo que, tradicionalmente, se conoce como vacaciones de salud.


El Balneario de Ledesma ha sido a lo largo de la historia y sigue siendo en la actualidad, lugar de referencia en lo concerniente a Estaciones Termales. A sus Aguas Mineromedicinales y modernas instalaciones con trato personalizado se añade un entorno lleno de vida, en plena naturaleza.

En suma, un conjunto de factores que ayuda a una mejora integral del organismo, aconsejada para la consecución de una vida saludable.

Balneario de Ledesma

El Balneario de Ledesma es uno de los complejos termales más grandes de España. Además de su fuente de Aguas Mineromedicinales, de la consulta médica y de sus instalaciones balneoterápicas, cuenta con un hotel de tres estrellas, situado en el mismo recinto del Balneario, con capacidad para 491 personas y con servicio de restaurante, cafetería, habitaciones con teléfono, televisión y un pequeño frigorífico, salas de televisión y vídeo, calefacción central, salones sociales, garaje interior con 42 plazas, parking público con capacidad para 200 vehículos e instalaciones deportivas.


Reportaje realizado por la televisión autonómica de Castilla y León RTVCyL, a quien agradecemos su tratamiento informativo.

Como complemento a todos los servicios del hotel, dentro de la propiedad existen dos tiendas de souvenir, farmacia, peluquería e iglesia.

Balneario de Ledesma

El conjunto de prestaciones ofrecidas por el Balneario de Ledesma, lo convierten en un núcleo de población donde se cubren sobradamente las demandas de sus usuarios, sin necesidad de renunciar a ninguna comodidad.

Gracias al cuidado y el trabajo realizado por la directiva y el personal, el Balneario de Ledesma puede presumir de tener la ISO-9001, un certificado que asegura la calidad y el buen hacer en todas sus instalaciones. Asimismo, desde el año 2004, posee también la ISO-14001, una certificación que acredita el cuidado del medio ambiente conseguida a través de exhaustivos y rigurosos controles y el cumplimiento de la normativa vigente.

Una muestra de la preocupación de la directiva del Balneario de Ledesma por el cuidado del medio ambiente es la utilización de paneles solares para el agua caliente sanitaria de las habitaciones.

Balneario de Ledesma

El elemento fundamental del Balneario de Ledesma es su manantial de Aguas Mineromedicinales, declaradas de Utilidad Pública el 31 de mayo de 1886. El agua termal se extrae mediante sondeo a una temperatura de 46,4ºC.

La situación de las salas de tratamiento balneoterápico, al lado de la surgencia, y la existencia de conducciones directas desde el manantial a cada uno de los tratamientos termales, asegura su uso sin que pierdan ninguna de sus propiedades terapéuticas. Debido al alto contenido en sulfuro y a su temperatura, estas aguas están indicadas en el tratamiento y prevención de enfermedades del aparato respiratorio, locomotor y también de afecciones neurológicas y dermatológicas como por ejemplo la psoriasis.

Los tratamientos que se imparten en las diferentes salas balneoterápicas -Aerosoles ultrasónicos, Inhalaciones nasales, Inhalaciones directas o bucales, Duchas nasales, Pulverizaciones faríngeas, Baños de hidromasaje de 4 y 24 jets, Baños de burbujas, Duchas circulares de hidromasaje, Duchas de columna, Piscina termal con duchas de inmersión de masaje secuencial, Chorro local y total, Estufas, Maniluvio, Pediluvio, Parafangos y Masajes-, son aplicados por auxiliares de baños según la prescripción realizada por Médicos especialistas en Hidrología Médica.

Balneario de Ledesma

Año tras año, en el Balneario de Ledesma, realizan curas termales miles de personas procedentes de toda la geografía española y de algunos países del extranjero. Ello se debe, a que tanto en el ámbito nacional como internacional, este Balneario está considerado como lugar de referencia dentro del conjunto de Estaciones Termales.

Es indudable que estos centros son cada vez más utilizados y demandados por una sociedad que de forma progresiva va entendiendo la balneoterapia como un procedimiento terapéutico más de la medicina tradicional.

Balneario de Ledesma

Junto a una terapia totalmente natural, el entorno en el que se sitúa el Balneario invita a pasear al aire libre en un lugar apacible en el que la contaminación es prácticamente inexistente; sólo la fragancia y los sonidos de la naturaleza envuelven al paseante para su deleite. El atardecer, es el momento ideal para dar un paseo por la carretera de acceso al Balneario, que junto a la proximidad del río Tormes, bordeado de chopos, regala unas magníficas puestas de sol y la compañía de una fauna muy variada: aves rapaces, toros bravos, peces…

En suma, tan agradable escenario, condiciona una relación de unificación entre individuo y medio ambiente que hace desear que el tiempo se detenga.

Balneario de Ledesma

En definitiva, el Balneario de Ledesma, es el lugar ideal para pasar unos días de descanso conciliando debidamente reposo, alojamiento y terapia ya que junto a los tratamientos, prescritos siempre por Médicos Hidrólogos, pueden realizarse, además de los gratos paseos descritos, todo tipo de actividades lúdicas y sociales, como por ejemplo excursiones semanales a lugares comerciales como Miranda do Douro (Portugal) o a zonas de interés cultural como Salamanca, Zamora, Ciudad Rodrigo, Béjar, La Alberca y el Santuario de Nuestra Señora de la Peña Francia.

Esta suma de atenciones convierte al Balneario de Ledesma en el rincón ideal para toda la familia. Desde los más pequeños hasta los más mayores, pueden encontrar en este recinto termal el lugar perfecto para unos días de descanso, en los que el mantenimiento de la salud, puntal imprescindible del bienestar físico y mental, constituyen el objetivo fundamental.