Agua termal

El agua termal

El elemento fundamental del Balneario de Ledesma es su manantial de Agua Mineromedicinal, declarada de Utilidad Pública el 31 de mayo de 1886.

El agua termal proviene del interior de la tierra, lo que le aporta un alto contenido mineral y un incremento de la temperatura. Es por ello que, esta agua tiene unas características físicas y químicas especiales: por su temperatura es hipertermal brota a 46,4ºC, por su composición es sulfurada, bicarbonatada y clorurado sódica.

Por sus propiedades organolépticas es de sabor insípido, tienen olor a huevos podridos y es incolora. En su composición química predominan como sustancias disueltas los aniones cloro (Cl )y Bicarbonato (CO3H) y el catión Na+.

La situación de las salas de tratamiento balneoterápico, al lado de la surgencia, y la existencia de conducciones directas desde el manantial a cada uno de los tratamientos termales, asegura su uso sin que pierda ninguna de sus propiedades terapéuticas. Debido al alto contenido en sulfuro y a su temperatura, estas aguas están indicadas en el tratamiento y prevención de diversas enfermedades entre las que cabe destacar:

1. Afecciones respiratorias: de vías altas (faringitis, amigdalitis, sinusitis…) y de vías bajas (EPOC, asma, neumoconiosis…)
2. Afecciones reumáticas: reumatismos degenerativos (artrosis), reumatismos inflamatorios (artritis, espondilitis), reumatismos periarticulares (tendinitis, neuralgias…)
3. Secuelas postraumáticas y quirúrgicas de fracturas, esguinces, luxaciones…
4. Afecciones neurológicas: polineuritis, poliradiculitis, secuelas de hemiplejias.
5. Afecciones dermatológicas: eczema, psoriasis.

Los tratamientos que se imparten en las diferentes salas balneoterápicas -aerosoles ultrasónicos, inhalaciones nasales, inhalaciones bucales, duchas nasales, pulverizaciones faríngeas, baños de burbujas, chorros locales y totales, jacuzzi, duchas circulares, duchas de columna, piscina termal dinámica , estufas, maniluvios, pediluvios, pediluvio bitérmico de marcha, parafangos y masajes-, son aplicados por auxiliares de baños, masajistas y fisioterapeutas, según la prescripción realizada por doctores especialistas en Hidrología Médica.

Año tras año, en el Balneario de Ledesma, realizan curas termales miles de personas procedentes de toda la geografía española y de algunos países del extranjero. Ello se debe a que, tanto en el ámbito nacional como internacional, este Balneario está considerado como lugar de referencia dentro del conjunto de Estaciones Termales.

Es indudable que estos centros son cada vez más utilizados y demandados por una sociedad que, de forma progresiva, va integrando la balneoterapia en el conjunto de procedimientos terapéuticos de la medicina científica occidental.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies