Juzbado, la moderna rebeldía cultural de un pueblo de la España vacía, de inexcusable visita (turismo en la comarca)

Muy cerca del Balneario de Ledesma, unidos por un viejo sendero paralelo al Tormes, de apenas 4 kms, bien señalizado por la red de caminos, bajo el nombre de Viejo Camino de Baños, llegamos a Juzbado, un pueblo de unos 21 kms cuadrados, con solo unos 175 vecinos censados, ejemplo desde la Comarca de Ledesma de la mejor resistencia numantina (mejor dicho, vettona, como así lo confirma un verraco del S. V antes de Cristo),  que ciertos pueblos de la España vacía o vaciada presentan frente a las crisis y tópicos del mundo rural.

El espíritu Juzbado tiene nombres y apellidos, con su alcalde al frente, el respetado profesor Fernando Rubio -uno de los alcaldes más votados de España- o Jeronimo Jablonski «Javito», como responsable y animador del Museo de la Falla, un centro de interpretación geológica abierto en 2014 -la falla local se descubrió en 1968- y que brinda información no solo geológica sino también acerca de todos los recursos locales que dispone  Juzbado y, en general, esta zona del Tormes salmantino. El Museo, que visitan al año cientos de escolares, cuenta con un afloramiento granítico que forma parte del Inventario de Lugares de Interés Geológico de España y que se puede consultar en el el IGME (Instituto Geológico y Minero de España).  El centro cuenta con dos sendas auto-guiadas:  La primera la Senda de Los Bruños, un recorrido circular que desciende por las peñas hasta la ribera del río para luego volver a ascender al pueblo. Y el segundo itinerario, recientemente abierto,  la Geo-Ruta: un paseo entre rocas por Juzbado«, un recorrido circular por el casco urbano de Juzbado y que cuenta con una mapa guía.

Por el Peñón de Juzbado hacen rappel a lo largo del año cientos de personas, entre ellos los peques de nuestros campamentos Wake up y Base camp Balneario de Ledesma, guiados por Nubra Educación y aventura, que encuentran en esta zona un espacio del alto valor ambiental, educativo y cultural ¡un chollo para profes!

En este recorrido se sustancia buena parte de las motivaciones de este artículo, que no son otras que animar al residente en el Balneario de Ledesma a visitar Juzbado, cuyo eslogan también es evocador: Libro abierto.

El programa poético «Juzbado Libro Abierto», que se desarrolla desde 2008, ha ido formando en el pueblo una ruta literaria con más de 40 placas con poemas troquelados en bronce. La poesía esculpida en evocadores rincones del pueblo invitan a la lectura  y a la recreación literaria en pleno contacto con los paisajes. Repartidas por todo el pueblo, en el camino encontraremos versos de Antonio Gamoneda, Antonio Colinas, Juan Carlos Mestre, Francisca Aguirre, Félix Grande, Francisco Brines, Carlos Marzal, Pablo García Baena, Antonio Hernández, Chantal Maillard, Mª Victoria Atencia, Joaquín Araújo, Raúl Zurita, Óscar Hahn o Jenaro Talens, un elenco de nombres propios de la letras hispanoamericanas.  Tienes toda la información en este enlace y además puedes hacer una visita virtual.

Tal es la repercusión de la iniciativa ‘Juzbado Libro Abierto’ que la pasada primavera nuestro pueblo vecino al Balneario escribió una de sus páginas literarias más destacadas, contando con la presencia de la poetisa uruguaya Ida Vitale, Premio Cervantes 2018, y cuyos versos han pasado ya a formar parte del legado literario al aire libre, aunando cultura, poesía y paisaje.

Pero no se acaba aquí esa visión cultural, moderna y abierta.  A todo ello se suma como atractivo las aportaciones que ha venido haciendo en los últimos años su Certamen de Arte mural rural, con piezas artísticas, inicialmente fueron planteadas como expresión artística para los más pequeños (papeleras, bancos, paredes…) pero que hoy ha atraído el interés de relevantes muralistas en el panorama español y castellano. El trabajo de los creadores Artes PradaCristian BlanxerVíctor García RepoSEA162Suk_Ha Taquen, participantes en el Certamen de Pintura en el Medio Rural  ya forma parte del mapa de atractivos culturales de Juzbado.

El mural de El último Beso, de Artes Prada, resulta espectacular.

Como también lo es “Ancianos” de Blanxer y Repo.

Murales que se suman al museo al aire libre que recibe al visitante que se acerca y pasea por las calles del municipio juzbadino. Las propuestas artísticas de Juzbado, un pueblo que cuenta además con servicios deportivos y culturales para las familias residentes, muchas de ellas por convicción en un estilo de vida rural más salubre y humanista, son todo un ejemplo de rebeldía y resistencia: más modernos y globalistas que en cualquier ciudad y con planteamientos de respeto frente a las tradiciones y la gente mayor dignos de llevar a las aulas.

Todo ello hace de éste destino, a penas 40 minutos de camino andando desde el Balneario -no llega a 15 en bici y a menos de 5 en coche-, una parada imprescindible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies