Ponemos en marcha a un nuevo proyecto de energía limpia con 320 paneles fotovoltaicos

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: compromiso ambiental. En los próximos meses instalaremos 320 paneles fotovoltaicos para crear una cubierta sobre su principal parking que le permitirá mejorar en eficiencia y autonomía de suministro al dotarse de 193.900 Kwh anuales, que se sumarán a los producidos por sus sistemas de Biomasa y Solar Térmica.

Nuestro Balneario ya fue puesto como ejemplo en unas jornadas de energías limpias de la USAL, redujo en los últimos años en un 90% sus emisiones de CO2, y, bajo un compromiso de Responsabilidad Social Corporativa de la Fundación Montepío, y con la nueva Agenda del Clima, camina hacia las cero emisiones.

El Grupo Montepío, entidad de economía social propietaria del Balneario de Ledesma, tiene previsto abordar a comienzos de 2020 una importante inversión con el fin de mejorar sus redes de suministro energético en los planos de la eficiencia y el medio ambiente en una de sus principales instalaciones: el Balneario de Ledesma, considerada, por su capacidad para albergar cerca de 600 personas (241 habitaciones en Hotel y varios apartamentos), una de las estaciones termales más grandes de España, con unas 16.000 personas alojadas por temporada.

La actuación del Balneario de Ledesma pasa por realizar una fuerte apuesta por la energía fotovoltaica, combinada con una parte de la instalación solar térmica en funcionamiento desde 2001 y con los modernos sistemas de biomasa creados en 2016 y que merecieron un destacado capítulo el año pasado en las Jornadas sobre Biomasa y eficiencia energética organizadas por la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Salamanca, junto a la Junta de Castilla y León y la Oficina Oficina Verde de la Universidad de Salamanca.

La dirección del Balneario de Ledesma, guiada desde la primavera pasada por los objetivos y compromisos de su Fundación Obra Social, enmarca esta nueva acción de diversificación hacia la energía fotovoltaica en su ideario de Responsabilidad Social Corporativa, “No es solo ahorrar, sino también minimizar la contaminación generada al máximo. Infraestructuras como el Balneario de Ledesma, que durante muchas semanas mueven entre turistas y trabajadores cerca de 700 personas, pueden y deben hacer mucho por preservar el planeta y el paisaje en el que nos ubicamos, en este caso la dehesa del Tormes salmantina, que debemos cuidar como elemento básico para el desarrollo de proyecto turístico y de naturaleza que nos singulariza como principal atractivo junto al agua termal”, manifestó el presidente del Grupo Juan José Pulgar.

Los planes de departamento técnico pasan por realizar la obra durante las semanas de la tradicional parada técnica del Balneario de Ledesma, que van desde el final del puente de diciembre (fin de la temporada termal 2019) hasta el 13 de marzo, cuando se inicie el año termal 2020.

Para ello se eliminará la mitad de la estructura que ahora ocupa su red de energía solar térmica, es decir 150 de los 300 paneles solares (2,10 metros cuadrados de superficie útil cada uno) para, ampliando aún más esta superficie de energías limpias, instalar hasta 320 nuevos paneles de fotovoltaica de alta eficiencia.

La actuación se llevará a cabo en el mismo lugar de la actual, es decir el parking principal del Balneario, que cuenta con más de cien plazas de aparcamiento, con la singularidad de que los paneles hacen de abrigo a los vehículos estacionados. Ahora estas cubiertas energéticas se amplían con nuevos espacios de doble uso. Con el fin de cuidar al máximo la eficiencia y la capacidad de generación, 200 paneles estarán orientados al Oeste y 120 al Sur.

En total se tiene una producción anual entre ambas orientaciones de 193.900 kwh, que para los 128kwp dará al Balneario de Ledesma una producción unitaria de 1.515 Kwh/kwp.  Con la energía producida por estos paneles, el Montepío se ahorra comprarla a la red eléctrica y por tanto se ahorrará en cada kilowatio el precio correspondiente al periodo que se produzca. Se estima que además de mejorar en autonomía y garantía de suministro, el Montepío consiga a 25 años un retorno de un 14,5% de la inversión realizada.

De cumplirse los plazos, la nueva infraestructura entraría en funcionamiento la próxima primavera.

La dirección del Montepío ha trabajado en los últimos tres años con intensidad para invertir en una reforma integral del proyecto e infraestructuras del Balneario de Ledesma, mascarón de proa de la actividad del Grupo mutualista, donde concentra unos 120 empleos. Además de una reordenación de espacios, se han llevado a cabo una importante reforma de habitaciones para ganar en confortabilidad y diseños, en sintonía con la nueva imagen corporativa y comercial de la estación termal, además de mejoras en el comedor, cafetería, salón de actos, ruta ambiental por la dehesa, instalación de aire acondicionado, potenciación de los servicios y sobremanera de los contenidos y actividades.

En el campo energético, el Balneario de Ledesma había iniciado esa transición hacia las energías limpias con el sistema de biomasa, en el que el Montepío invirtió con el apoyo del programa PAREER más CRECE del IDEA y el Fondo Europeo FEDER 352.846 euros, cantidad afrontada mediante el llamado “método alemán”, de pago aplazado a 10 años, autofinanciándose con los ahorros obtenidos. Más allá del ahorro, solo con esta actuación el Balneario de Ledesma cumplió con el compromiso global de hacer un mundo menos contaminado con una fortísima reducción de las emisiones de CO2, que pasaron de la emisión de 529 toneladas al año (antes basada en propano) de CO2 a 8 toneladas/año, un 90% en solo dos años, obteniendo la certificación energética A. Ahora, con este nuevo proyecto los objetivos son más ambiciosos, y aunque es pronto para evaluar los resultados, se camina hacia un impacto mínimo.  El Balneario de Ledesma cuida con ello el medioambiente y potencia además su apuesta diversificada y ecológica, con un mix de fotovoltaica, solar y biomasa, y también, como curiosidad, un aprovechamiento práctico de su principal recurso el agua termal, que al brotar a 46 grados permite en modo geotermia precalentar el agua de red de la instalación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies