Balneario de Ledesma

El histórico Balneario de Ledesma

El Balneario de Ledesma tiene su origen en tiempos remotos… desde los tiempos de Hispania, los Baños de Ledesma han sido famosos por sus aguas termales, que manan desde una lejana y misteriosa canalización subterránea por la que fluyen a través de cauces y rocas, que mediante años de constantes filtrados le infieren de manera paciente de una singular carga de minerales extraordinarios para la salud, en una suerte de fórmula irrepetible.

La magia y las virtudes de estas aguas, ya recomendadas por médicos de diversas épocas -desde don Fernán Álvarez de la Reina, médico de los Reyes Católicos a Hipólito Rodríguez Pinilla, padre de primera Cátedra sobre Hidrología Médica en España, pasado por el catedrático Diego Torres de Villaroel de la Universidad de Salamanca o- son un tesoro protegido por el Reino de España, que en 1886 las catalogó como Aguas de Interés Minero-Medicinal, por sus probadas virtudes en el tratamiento y prevención de enfermedades del aparato respiratorio, locomotor y de afecciones neurológicas y dermatológicas, como por ejemplo la psoriasis. En plena dehesa del Tormes, en cuyas orillas descansa, el Balneario de Ledesma es Monumento Histórico Artístico desde 1934 y uno de los centros sociosanitarios especializado en hidrología médica y termalismo social más afamados de nuestro país.

Pero la mejor crónica de nuestro Balneario la vienen escribiendo cada día nuestros clientes glosando las virtudes de nuestros tratamientos termales, que dan fe de que los Baños de Ledesma son el lugar «donde el agua hace historia y salud».

NUESTRAS PROMOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies