Blog LedesmaSana «Peso&Salud»(3): ¿Equilibrar peso? SI, expertos creen que Covid aprovecha tejido adiposo para llegar a órganos

BLOG LEDESMASANA «PESO&SALUD»: ¿Bajar peso? si, se ha comprobado que la Covid infecta el tejido adiposo para diseminarse en órganos

En este tercer capítulo, nuestros especialistas del Programa LedesmaSana-Balneario de Ledesma nos hablan del «Peso excesivo como factor de mal pronóstico en la COVID-19″.

Afrontar el esperable repunte de las infecciones por coronavirus (SARS-Cov-2) y las nuevas posibles oleadas que según los expertos podrían llegar en los próximos meses de esta pandemia con unos kilos de menos debería ser una prioridad para las personas con sobrepeso u obesidad, ya que esto les permitirá afrontar mejor esta posible infección. Así lo manifiesta la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), quien recuerda que el peso excesivo es uno de los principales factores identificados de mal pronóstico en personas que desarrollan la COVID-19, indicando también que el tejido adiposo podría desempeñar un papel importante en la transmisión de la COVID-19.

Atendiendo a la experiencia acumulada de otras pandemias y a las previsiones más realistas, existe en la comunidad científica la convicción de que habrá un rebrote en España de la infección por SARS-Cov-2, lo que invita a implementar medidas adecuadas para prevenir sus efectos nocivos sobre la salud, y en el caso de las personas con obesidad “el hecho de reducir, aunque sea mínimamente, su peso supondrá un gran beneficio”.

Existe una explicación fisiopatológica que justifica esta estrecha y perniciosa vinculación entre obesidad y Covid-19. La obesidad se asocia con una disminución del volumen de reserva espiratoria y la capacidad funcional del sistema respiratorio. En personas con obesidad abdominal, la función pulmonar se ve aún más comprometida si se encuentran en de cúbito supino (por una disminución de los movimientos del diafragma, lo que dificulta la ventilación). Además, el aumento de las citoquinas inflamatorias asociadas con la obesidad puede contribuir al incremento de la morbilidad asociada con la obesidad en las infecciones por Covid-19. “Las personas con obesidad tienen un entorno proinflamatorio y se cree que el Covid-19 puede exacerbar aún más la inflamación, exponiéndolos a niveles más altos de moléculas inflamatorias circulantes en comparación con los sujetos delgados”, añaden los médicos.
Pero, además, por analogía con otras infecciones respiratorias, se considera que la obesidad puede desempeñar un papel importante en la transmisión del Covid-19. Por ejemplo, en el caso de la gripe A, la obesidad aumenta la duración de la eliminación del virus (el tejido adiposo puede servir como reservorio). En el caso del SARS-Cov-2, se ha comprobado que también puede infectar el tejido adiposo y luego diseminarse a otros órganos. Además, como explica el presidente de SEEDO, “la expresión de ACE2 (receptor que podría estar implicado en la entrada del COVID-19 en las células humanas) en el tejido adiposo es más elevada que en el tejido pulmonar y, por tanto, podría acumularse el virus en muy alta proporción en este tejido, retardando su eliminación”.

La Sociedad Española de Obesidad subraya los importantes beneficios para la salud que supondría en las personas obesas hacer frente a un rebrote del coronavirus con unos kilos de menos.

Partiendo de esta situación, y como les adelantamos en el capítulo 2 de este Blog, la SEEDO ha elaborado un decálogo de medidas y consejos encaminado a situar la pérdida de peso como una medida preventiva esencial frente a la COVID-19, junto con a las 5 medidas básicas y bien conocidas: lavarse las manos, evitar contacto social, usar mascarillas, toser o estornudar en un papel, limpieza de superficies.

Las personas con sobrepeso u obesidad presentan una peor evolución si padecen Covid-19

Como detalla el Dr. Diego Bellido, vicepresidente de SEEDO, “consideramos indispensable incluir entre las medidas esenciales dirigidas a población general para contener la pandemia el cuidado del peso y evitar la obesidad, en base a la idea de que, si somos menos susceptibles a infectarnos por estar delgados, ayudaremos a contener pandemia”.

Expertos piden a las personas con sobrepeso que reduzcan su peso en la etapa post confinamiento: Animan a controlar el peso buscando ayuda profesional, realizando actividad física de intensidad moderada al menos 30 minutos al día, con ejercicios isométricos y de fuerza (por ejemplo, con pesas). Además, aconsejan menos coche y más bicicleta o caminar, poniéndose como objetivo 10.000 pasos al día. Junto con esto, optan por evitar alimentos hipercalóricos y procesados, volviendo a alimentos frescos.

Fuente: SEEDO. PESO Y SALUD Y LEDESMA SANA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies