Blog LedesmaSana «Peso&Salud» (V): Vinculación de obesidad con COVID grave, sobre todo en menores de 60 años

Vinculación de obesidad con COVID-19 grave, sobre todo en menores de 60 años

Cada vez resulta más evidente que la obesidad es uno de los principales factores de riesgo para COVID-19 grave, sobre todo en pacientes más jóvenes. Datos recién publicados en Nueva York muestran que entre los menores de 60 años la obesidad tuvo el doble de probabilidades de dar lugar a hospitalización por COVID-19, y también aumentó significativamente la probabilidad de que una persona terminara en cuidados intensivos. Esto tiene implicaciones importantes si se considera que casi 40% de los adultos en Estados Unidos tiene un índice de masa corporal ≥ 30.

Hallazgos similares en una publicación de otro hospital de Nueva York muestran que, con excepción de la edad avanzada, la obesidad (IMC > 40 kg/m2) tuvo la asociación más fuerte con la hospitalización por COVID-19.

Otro estudio francés muestra alta frecuencia de obesidad entre pacientes ingresados en una unidad de cuidados intensivos por COVID-19; además, la gravedad de la enfermedad aumentó conforme se incrementaba el índice de masa corporal, así como la necesidad de ventilación mecánica. La obesidad se caracteriza por una alteración de la respuesta inmunitaria y por una inflamación crónica leve. Además, los individuos con obesidad tienen una alteración en la dinámica de la ventilación pulmonar, con una reducción de la excursión diafragmática. Por lo tanto, los pacientes con obesidad deben evitar cualquier contaminación con el virus de COVID-19, reforzando todas las medidas de prevención durante la pandemia actual y a los pacientes con COVID-19 grave que tienen obesidad se les debe vigilar de manera más estrecha.

Recientemente el diario El País publicó que «La obesidad duplica el riesgo de necesitar ventilación en los afectados con covid»: Los contagiados con covid-19 tienen el doble de probabilidades de necesitar ventilación mecánica cuando padecen obesidad y el doble de riesgo de acabar hospitalizados si recibieron radioterapia por un cáncer en el último año, según los primeros y dispersos datos sobre empeoramiento de enfermos de coronavirus que van a apareciendo —todos preliminares pero coherentes en su conjunto—. La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo) ha elaborado un resumen de la evidencia científica publicada hasta ahora y la relación es clara: las personas con sobrepeso u obesidad que se infectan por el coronavirus tienen peores índices de supervivencia y una peor evolución que el resto, comenta Francisco Tinahones, presidente de la sociedad. La lupa está puesta sobre esta cuestión desde el principio de la pandemia. Ya en China un primer trabajo calculó que el 88% de los fallecidos por covid tenía un índice de masa corporal (IMC, un valor que se obtiene dividiendo el peso de una persona tomada en kilos por el cuadrado de su altura en metro) mayor de 25, que se considera el límite a partir del cual empieza el sobrepeso. Este porcentaje es superior a la media de personas con sobrepeso u obesidad en el país, que es de alrededor del 54% de la población. Entre los supervivientes, el 91,1% estaba por debajo de ese valor.

Tinahones cree que detrás de esta incidencia hay dos factores. El primero es de tipo físico: la persona con obesidad respira peor, ya que su propio peso dificulta el funcionamiento de la musculatura que debe ayudar a los pulmones. Pero hay factor biológico que cree que hay que vigilar: las células del tejido adiposo, lo que se conoce popularmente como la grasa del cuerpo, tienen sobreexpresada una proteína de su membrana, la ACE2, que se sabe que es la vía de entrada del coronavirus en las células del sistema respiratorio que infecta. Por eso Tinahones cree que en personas con sobrepeso u obesas este tejido puede actuar de reservorio de la covid-19, haciendo más difícil que se elimine y más fácil que las personas afectadas se mantengan como focos de contagio durante más tiempo.

Relacionado con esto, Tinaones apunta a que una de las posibles causas de la diferencia de la infección en España e Italia con respecto a Corea del Sur y China, por poner dos países con mucha menor letalidad, puede estar en la prevalencia de sobrepeso y obesidad. Por ejemplo, en Corea del Sur alrededor de un tercio de la población tiene sobrepeso u obesidad, mientras que en España, según los datos del Ministerio de Sanidad, están afectados el 53% de los adultos (el porcentaje aumenta con la edad, y llega al 63% entre mayores de 65, que es cuando más peligrosa es la covid-19).

Con toda esta información, no podemos más que insistir desde nuestro Programa LedesmaSana en la importancia de que caminemos hacia un necesario equilibrio peso/salud/bienestar. Por cierto, el 1 de julio de 2020 reabrimos por fin nuestras puertas en Balneario de Ledesma. Nos gustaría mucho volver a veros.

Fuente: Dra. Jennifer Lighter y cols., de NYU School of Medicine/NYU Langone Health (9 de abril, versión electrónica de Clinical Infectious Diseases), Dr. Christopher M. Petrilli y cols., de la NYU Grossman School of Medicine. Y diario El País, en su edición del 6 de mayo.

PESO Y SALUD Y LEDESMASANA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies